VÍDEO | Especial Taiwán: Un 5 de diciembre se fraguó la segunda estrella -- Liga Nacional de Futbol Sala
Inicio > Noticias > Selección > VÍDEO | Especial Taiwán: Un 5 de diciembre se fraguó la segunda estrella
Compartir Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en Delicious Compartir en Technorati Compartir en Digg.com Compartir en Meneame Compartir en MyMSN Compartir en wikio Compartir en BlinkList.com Compartir en Yahoo!MyWeb

VÍDEO | Especial Taiwán: Un 5 de diciembre se fraguó la segunda estrella

411
Imágenes
5 de diciembre de 2004. Cuatro años después de que España se ganase el respeto del Fútbol Sala Internacional en Guatemala, la selección volvía a levantar el título de Campeón del Mundo en una gran final ante Italia. En Taiwán, tan solo repetían cinco jugadores del Mundial del año 2000, en el que los nuestros superaron con creces la supremacía de Brasil. Luis Amado, Orol, Julio, Javi Rodríguez y Kike, serían una vez más los encargados de liderar a los Torras, Fran Serrejón, Andreu, Limones, Pipe, Cogorro, Marcelo, Rafa y Paco Sedano. Todos ellos, dirigidos una vez más bajo la batuta de Javier Lozano y Juan José Rodríguez Navia ‘Cancho’. Un grupo único. Un grupo que volvería a hacer Historia para el Fútbol Sala nacional, esta vez, en el continente asiático.


La Historia de España en este Mundial comenzaba en el Grupo A. Una apacible fase de grupos dejaba a los nuestros como líderes de grupo, con 19 goles a favor y ninguno en contra. Números de Campeón para un grupo unido y en el que el compromiso grupal era su principal seña de identidad. Ucrania, China y Egipto fueron las primeras víctimas de un ciclón que cuatro años antes, se había ganado con creces el respeto de todo el Fútbol Sala internacional.

En la segunda fase del torneo la situación cambió de forma radical para los de Javier Lozano. Tras una trabajada victoria ante la República Checa por 2-0, la defensora del título Mundial caía derrotada ante Italia por un ajustado 2-3, quedando en una situación más que comprometida. El tercer y definitivo encuentro de la fase se afrontaba como una final ante la competitiva Portugal del técnico Orlando Duarte, y encabezada por jugadores de la talla de Joao Benedito, André Lima o Joel Queiroz.

En un encuentro a cara de perro, España supo mantener la calma. Un doblete del goleador Marcelo, y un tanto del incombustible Fran Serrejón daban el triunfo a la selección nacional por 3-1, obteniendo de esta forma el pase a la siguiente ronda, donde esperaba Brasil, última víctima de los nuestros cuatro años antes en Guatemala 2000.

Semifinal con aires de revancha

Con Ferreti en el banquillo, Brasil llegaba a esta semifinal con el orgullo herido. Manoel Tobias, Fininho, Schmacher, Falcao, Indio o Vinicius afrontaba el encuentro con aires de revancha. Se reeditaba en semifinales la gran final del Mundial anterior y el encuentro no defraudó. En un choque muy igualado, Andreu adelantaba a España con un gran gol tras jugada personal. Pablo lograba la igualada y Simi ponía en ventaja a los suyos a cinco minutos para la conclusión.

Pese a ello, Marcelo anotaba el empate, por lo que el encuentro se marchaba a los lanzamientos desde el punto de seis metros. En la tanda de penaltis, Neto enviaba en el último lanzamiento el balón al larguero de la portería defendida por Luis Amado. Dando de esta forma el pase a la gran final al conjunto dirigido por Javier Lozano. Una vez más, España superaba a Brasil, demostrando el potencial nacional y la fuerza del colectivo.

Italia, o “Brasil B” en la gran Final

Cuatro años después España regresaba a una gran Final. Esta vez el rival seria Italia, la famosa “Brasil B”, que llegaba a este importante encuentro tras derrotar a Argentina por 7-4 en semifinales. Sobre la pista del NTU de Taiwán, los nuestros tenían la opción de resarcirse de la derrota cosechada días atrás ante el combinad transalpino. En frente, la Italia de Nucorrini, capitaneada por Zaffiro y comandada por Grana, Bertoni, Bacaro o Zannetti.

Tras una primera mitad sin goles, España comenzaba adelantándose en el electrónico gracias a un gol de Kike. El cierre valenciano aprovechaba el saque de una falta botada por Orol para anotar con un disparo preciso. Poco después, una gran jugada entre Andreu y Marcelo acababa con un maravilloso gol que servía al conjunto nacional para poner tierra de por medio. Pese a que Zanetti recortaba diferencias prácticamente sobre la bocina, la experiencia de los nuestros prevalecía, y España se alzaba con su segundo título mundial consecutivo.
Patrocinadores Oficiales de la LNFS
Noticias | Primera División | Clubs | Contacta | Fotos | Videos | UEFA Cup | Competiciones | Eurocopa | Selección | RSS | Historia | Ligas Mundiales | 2011 © Liga Nacional Fútbol Sala. Todos los Derechos Reservados. Aviso Legal - Política de Privacidad. No utilizar de ninguna manera sin permiso de la Liga Nacional Fútbol Sala.