O Parrulo Ferrol y Pescados Rubén Burela protagonizaron en la tarde del sábado un apasionante derbi gallego con motivo de la décima jornada en la máxima categoría del Fútbol Sala nacional. Sin embargo, la ‘rivalidad’ propia de estos enfrentamientos no fue un obstáculo para que se viese un bonito gesto de deportividad. Corría el minuto diecinueve de la primera mitad cuando Renato, jugador del Pescados Rubén Burela, en una pugna al borde del área con Iván Rumbo, jugador de O Parrulo Ferrol, se hace con el balón disponiendo de un mano a mano con el portero ante la caída del rival por un golpe fortuito. El jugador natural de Santa Catarina en vez de disparar a puerta en una ocasión manifiesta de gol, y con su equipo por debajo en el marcador por tan solo un tanto de desventaja, decide tirar el balón fuera en un ejemplo de juego limpio y deportividad. Un autentico gesto de Fair Play del jugador de Pescados Rubén Burela que ha puesto de manifiesto una vez más que los valores del deporte y del Fútbol Sala no están reñidos con la competitividad o la alta competición.

NOTICIAS Relacionadas