David Diéguez, preparador físico de O Parrulo Ferrol
David Diéguez, preparador físico de O Parrulo Ferrol
La preparación física de la plantilla de O Parrulo Ferrol esta en las manos de David Diéguez. El preparador físico de O Parrulo Ferrol compareció en una entrevista en exclusiva para la Liga Nacional de Fútbol Sala donde repasó las principales medidas para combatir el desentrenamiento en un momento de parón de las competiciones por el COVID–19, las recomendaciones que da a los jugadores, o como puede afectar la inactividad en pista en el plantel gallego.
1. ¿Cómo se enfrenta un preparador físico a una circunstancia como esta donde tiene que realizar un trabajo individualizado en un momento clave de la temporada?

Lo más importante en esta situación, es evitar en la medida de lo posible, que las capacidades físicas de los jugadores disminuyan. No se trata de una tarea fácil, ya que al fin y al cabo los jugadores poseen adaptaciones específicas a las demandas del futbol sala, difíciles de reproducir en espacios reducidos. Es por ello que nos hemos centrado en dos puntos clave para que los jugadores se mantengan en forma, el trabajo metabólico y el mantenimiento de la fuerza y la masa muscular, adaptado a las necesidades y material disponible de los jugadores.

2. ¿Qué recomendaciones da a los jugadores ante esta situación? ¿En qué consisten?

Moverse lo máximo posible, de modo que no pasemos más de 1 hora sentados o acostados en el sofá. De esta manera e introduciendo estiramientos varias veces al día, evitaremos pérdidas de movilidad en nuestras articulaciones, además de que nos vendrá bien para despejarnos y activarnos un poco.
Otro factor fundamental es la nutrición. Se deben ajustar las ingestas alimenticias a la situación actual de los jugadores, ya que su gasto calórico va a disminuir considerablemente, así como seguir todas las recomendaciones de nuestra nutricionista Cristina.

3. ¿Cómo puede afectar este parón no planificado en el calendario a la vuelta a la competición? ¿Existe un mayor riesgo de lesión? ¿Habría que hacer una especie de pre-temporada?

Si el período de confinamiento se alarga, los jugadores sí que pueden llegar a desadaptarse y por lo tanto aumentar el riesgo de lesión, debido a las demandas específicas anteriormente comentadas. Por ello, lo ideal sería disponer de un tiempo en donde las cargas se fuesen aumentando progresivamente y conseguir llegar en un estado óptimo para el primer partido tras el parón.

4. Los expertos dicen que las tareas individualizadas permitirán mantener el tono físico, que es algo que el grupo ya tiene ganado de su rutina de temporada, si bien no es una fórmula positiva más allá de los 10 o 15 días. ¿Qué formulas hay que adoptar si el confinamiento se ampliase más de lo previsto inicialmente?

Buscar la manera de que los jugadores sigan mejorando sus capacidades con las opciones que poseemos. Aumentando cargas de entrenamiento, doblando sesiones… lo necesario para que suponga un estímulo mayor al que están acostumbrados. Incluso motivarlos, retándolos para que mejoren en los ejercicios propuestos, ya que el factor psicológico juega un papel muy importante en estos casos.


NOTICIAS Relacionadas