Cuantas veces han soñado con marcar un gol que de la vuelta al mundo. Un tanto antológico a la altura de muy pocos. Carlos García lo hizo. El cierre con ‘alma de killer’ del Azulejos Moncayo Colo Colo puso a Zaragoza en el centro del mapa del Fútbol Sala nacional con un recurso inigualable. Faltaban 8:37 minutos para el final de la primera parte del encuentro de la sétima jornada contra Irefrank Elche CF cuando el 21 de Azulejos Moncayo Colo Colo necesitó dos toques y dos pisadas antes de firmar un gol que forma parte de la historia de nuestro deporte. Un truco que Carlos García espera algún día poder repetir.

NOTICIAS Relacionadas